Las desafortunadas secuelas del postmodernismo en los campus (traducción de Scientífic American)

Las desafortunadas secuelas del postmodernismo en los campus

Las raíces de la actual locura en los campus

Por Michael Shermer | Scientific American Septiembre de 2017



En un ensayo de 1946 en el London Tribune titulado "Frente a tu nariz", George Orwell señaló que "todos somos capaces de creer cosas que sabemos que son falsas, y luego, cuando finalmente se demuestran erroneas, torcer sin pudor los hechos para demostrar que teníamos razón. Intelectualmente, es posible llevar a cabo este proceso por tiempo indefinido: la única verificación es que tarde o temprano una falsa creencia se topa con la tozuda realidad, habitualmente en un campo de batalla ".

Los campos de batalla intelectuales están hoy en los campus universitarios, donde las profundas convicciones de los estudiantes sobre raza, etnia, género y orientación sexual y su antipatía de justicia social hacia el capitalismo, el imperialismo, el racismo, los privilegios blancos, la misoginia y el "heteropatriarcado cissexista" han confrontado la realidad de hechos contradictorios y puntos de vista opuestos, conduciendo los campus al caos e incluso a la violencia. Los estudiantes de la Universidad de California, Berkeley y otros agitadores externos, por ejemplo, se sublevaban ante la simple mención de que los agitadores conservadores Milo Yiannopoulos y Ann Coulter habían sido invitados a hablar (al final, nunca lo hicieron). Los manifestantes del Middlebury College atacaron físicamente al autor libertario Charles Murray y su anfitriona liberal, la profesora Allison Stanger, tirándole del pelo, retorciéndole el cuello y enviándola al hospital.

Una causa subyacente de esta inquietante situación se puede encontrar en lo que sucedió en el Evergreen State College en Olympia, Washington., en mayo, cuando el biólogo y auto-identificado "profundamente progresista" profesor Bret Weinstein se negó a participar en un "Día de la ausencia" en que "estudiantes, personal y los profesores blancos serán invitados a abandonar el campus para las actividades del día". Weinstein objetó, escribiendo en un correo electrónico: "en un campus universitario, el derecho a hablar -o ser- no debe basarse nunca en color de piel ". En respuesta, una turba enfurecida de 50 estudiantes interrumpió su clase de biología, lo rodeó, lo llamó racista e insistió en que renunciara. Afirma que la policía del campus le informó que el presidente de la universidad les dijo que se retiraran, pero se ha visto obligado a permanecer fuera del campus por su seguridad.

¿Cómo se ha llegado a esto? Una de las muchas tendencias fue identificada por Weinstein en un ensayo del Wall Street Journal: "Los campos empíricos y deductivos, incluyendo todas las ciencias duras, han vivido conjuntamente con la" teoría crítica ", el “postmodernismo” y sus secuelas basadas ​​en la percepción. Desde la creación en los años sesenta y setenta, de nuevos campos, orientados a la justicia, estas cosmovisiones incompatibles se han repelido mutuamente ".

En un artículo para Quillette.com sobre "Métodos detrás de la locura del campus", el investigador graduado Sumantra Maitra de la Universidad de Nottingham en Inglaterra informó que 12 de los 13 académicos de la Universidad de California en Berkeley que firmaron una carta al canciller que protestaba contra Yiannopoulos eran de formación en "Teoría crítica, estudios de género y post-colonial / postmodernista / marxista". Este es un cambio en la teoría marxista del conflicto de clases al conflicto de la política de identidad; en lugar de juzgar a las personas por el contenido de su carácter, ahora deben ser juzgadas por el color de su piel (o su origen étnico, género, orientación sexual, etcétera). "Los posmodernistas han tratado de secuestrar la biología, han asumido grandes partes de la ciencia política, casi toda la antropología, la historia y el inglés", concluye Maitra, "y han proliferado revistas autorreferenciales, círculos de citas, investigación no reproducible y la restricción de un debate sesgado a través del activismo y las marchas, instigando a un puñado de estudiantes crédulos a intimidar cualquier idea opuesta ".

Los profesores posmodernos han enseñado a los estudiantes que no hay verdad, que la ciencia y los hechos empíricos son instrumentos de opresión del patriarcado blanco y que casi todos en América son racistas y fanáticos, incluyendo a sus propios profesores, la mayoría de los cuales son liberales o progresistas dedicados a combatir estos males sociales. De los 58 miembros de la facultad de Evergreen que firmaron una declaración "en solidaridad con los estudiantes" pidiendo medidas disciplinarias contra Weinstein por "poner en peligro" a la comunidad mediante la concesión de entrevistas en los medios de comunicación nacionales, sólo conté siete de ciencias. La mayoría son especialistas en inglés, literatura, artes, humanidades, estudios culturales, estudios de mujeres, estudios de medios de comunicación y "imperialismos cotidianos, geografía intermetropolitana y malversaciones". Un curso llamado "Fantastic Resistances" fue descrito como un "dojo de entrenamiento para aspirantes 'Guerreros de justicia social' "que se centra en" asimetrías de poder ".

Si usted enseña a los estudiantes a ser guerreros contra todas las asimetrías de poder, no se sorprenda cuando se conviertan en sus profesores y administradores. Esto es lo que ocurre cuando se separan los hechos de los valores, el empirismo de la moralidad, la ciencia de las humanidades.

* Nota del Editor (8/18/17): Esta declaración fue editada después de que el artículo impreso fue publicado en línea. El original
declaraba que los estudiantes de Middlebury College "atacaron físicamente" a Charles Murray y su anfitriona del campus, Allison Stanger. De hecho, una investigación policial determinó que seguramente varios participantes en la manifestación contra Murray vinieron de fuera de la comunidad del campus y que aquellos que usaban máscaras usaban "tácticas que indicaban entrenamiento en obstrucción e intimidación". Como los atacantes no fueron identificados y la policía no pudo presentar cargos, Middlebury sostiene que los atacantes enmascarados no eran estudiantes, sino agitadores externos. También ha hecho una declaración oficial que "el Colegio ha disciplinado 74 estudiantes con sanciones que van desde la libertad condicional a la disciplina oficial del Colegio, lo que significa un registro permanente en el expediente del estudiante."

Este artículo fue publicado originalmente con el título "Postmodernism vs Science

Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitud de baja de Amnistía Internacional.

¿Por qué no soy comunista? por Bertrand Russell

La insurrección de Kronstadt (1921). Una brecha en la fe del bolchevique.